Vie. Feb 3rd, 2023

EPIFANÍA ADORACIÓN DE LOS REYES

«Monforte Altarpiece»

Hugo van del Goes

Ca. 1470

Óleo sobre tabla

Gemäldegalerie, Berlín (Alemania)

«Desde la puesta de sol se alzaba el cántico de los pastores en torno de las hogueras, y desde la puesta de sol, guiados por aquella otra luz que apareció inmóvil sobre una colina, caminaban los tres Santos Reyes. Jinetes en camellos blancos, iban los tres en la frescura apacible de la noche atravesando el desierto. Las estrellas fulguraban en el cielo, y la pedrería se las coronas reales fulguraban en sus frentes. Una brisa suave hacía flamear los recamados mantos: El de Gaspar era de púrpura de Corinto: El de Melchor era de púrpura de Tiro: El de Baltasar era de púrpura de Menfis.

[…] y entraron en la ciudad por la Puerta Romana, y guiados por la estrella llegaron al establo donde había nacido el Niño. […]

Un anciano de calva sien y nevada barba asomó en el umbral: Sobre el armiño de su cabellera luenga y nazarena temblaba el arco de una aureola: Su túnica era azul y bordada de estrellas como el cielo de Arabia en las noches serenas, y el manto era rojo, como el mar de Egipto, y el báculo en que se apoyaba era de oro, florecido en lo alto con tres lirios blancos de plata. Al verse en su presencia los tres Reyes se inclinaron. El anciano sonrió con el candor de un niño y franqueándoles la entrada dijo con santa alegría:

—Pasad!

Y aquellos tres Reyes, que llegaban de Oriente en sus camellos blancos, volvieron a inclinar las frentes coronadas, y arrastrando sus mantos de púrpura y cruzadas las manos sobre el pecho, penetraron en el establo. Sus sandalias bordadas de oro producían un armonioso tumor. El Niño, que dormía en el pesebre sobre rubia paja centena, sonrió en sueños. A su lado hallábase la Madre, que le contemplaba de rodillas con las manos juntas: Su ropaje parecía de nubes, sus arracadas parecían de fuego, y como en el lago azul de Genezaret rielaban en el manto los luceros de la aureola. Un ángel tendía sobre la cuna sus alas de luz, y las pestañas del Niño temblaban como mariposas rubias, y los tres Reyes se postraron para adorarle, y luego besaron los pies del Niño. Para que no se despertase, con las manos apartaban las luengas barbas que eran graves y solemnes como oraciones. Después se levantaron, y volviéndose a sus camellos le trajeron sus dones: Oro, Incienso, Mirra.

Y Gaspar dijo al ofrecerle el Oro:

–Para adorarte venimos de Oriente.

Y Melchor dijo al ofrecerle el Incienso:

—Hemos encontrado al Salvador!

Y Baltasar dijo al ofrecerle la Mirra:

—Bienaventurados podemos llamarnos entre todos los nacidos!

Y los tres Reyes Magos despojándose de sus coronas las dejaron en el pesebre a los pies del Niño. Entonces sus frentes tostadas por el sol y los vientos del desierto se cubrieron de luz, y la huella que había dejado el cerco bordado de pedrería era una corona más bella que sus coronas labradas en Oriente… Y los tres Reyes Magos repitieron como un cántico:

— Éste es!… Nosotros hemos visto su estrella!

[…] Ajenos a todo temor se tornaban a sus tierras, cuando fueron advertidos por el cántico lejano de una vieja y una niña que, sentadas a la puerta de un molino, estaban desgranando espigas de maíz. Y era este el cantar remoto de las dos voces:

Camiñade Santos Reyes

Por camiños desviados,

Que pol’ os camiños reás

Herodes mandou soldados.»

[VALLE-INCLÁN, Ramón del: Jardín Umbrío,

«La Adoración de los Reyes»]

__________________________

Don Ramón del Valle-Inclán, xenio e figura extraordinarios, escritor clave da literatura do século XX, voz crítica e funcionario de altos empeños e sonoras polémicas en gobernos da II República Española a prol da salvagarda do patrimonio nacional, expoliado e mal vendido co beneplácito da mediocre caste política do seu tempo, tiña escrito este relato en datas de certo próximas á exportación desta pintura que nunca debería ter saído do noso país. Cuestión esta que motivaría un ronsel de ácedas críticas e de textos arredor do escándalo suscitado por parte de significad@s autor@s galeg@s de expresión literaria en español.

Datos mellor sabidos son o culto particular de don Ramón del Valle-Inclán por Baltasar, rei santo tido por avogado dos males da cabeza. ✓ Así, d@s seis fill@s, tras a morte prematura de Joaquín en Cambados, as catro crianzas nacidas logo, na Pobra do Caramiñal, levarían un Baltasar/Baltasara engadido ao seu nome. ✓ Sendo que el mesmo, don Ramón, fallece no sanatorio do doutor Villar Iglesias na víspera da festividade de Reis, 5 de xaneiro, e que sería sepultado en Compostela no día de Reis.

Nalgunha ocasión, se é que no Barbanza se produce o miragre da toma en conciencia e do valor de compromiso que para as restantes xeografías de Galicia e de España ten saberse parte principal das Terras Valleinclanianas… falaremos do uso escénico que se fixo desta peza narrativa breve no Teatro Principal da Pobra do Caramiñal. Petición? Ocorrencia? Acto obrado por graza de don Ramón ou da actriz retirada, casada co autor, dona Josefina Blanco Tejerina? 💌 Tomo en consideración a testemuña varias veces lembrada por quen era entón unha nena, Carmiña Porteiro Tato, amiga de «Mariquiña» e de «Totó» del Valle-Inclán. Tres pobrenses que actuaron nunha función de Nadal en base a este texto nos anos 20 en que viviron en «Villa Eugenia». Aquí o deixo…

Por Antonio Gonzalez Millan.

Ponte da Crocha.Noche de Reyes.Marisqueando.
Arenales.

#caramiñal#desdepobra#aguiar#imÁgenes#lugares#arenales#xigantes#cabezudos#semana santa #nazareno#PobraDoCaramiñal #desdepobra #DesdePobra #gallicia #españa #buentiempo #hombre #mujer #fashion #viaje #vacaciines #vacaciones #altacilidad #calidad #clasico #clasica #diseñoclasico

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies