Dom. Jun 23rd, 2024

Fotografía dunha senlleira obra de arte

Monumento de Xoves Santo

Igrexa de Santiago da Pobra do Deán

Deseño de Camilo Díaz Baliño

1918 (perdido durante a guerra civil)

Instalado na capela maior do templo, aquel monumento consistía nun escenario litúrxico onde adquiría protagonismo ritual e estético a formulación dunha falsa arquitectura medieval.

Concentraba a atención dos fieis na absida gótica orixinal do presbiterio e no tabernáculo do retábulo neogótico tallado en 1913 polo escultor compostelá José Pedré —almacenado ca Capela do Sacro dende a década de 1960—. Ao uso habitual dunha gran escaleira central, necesaria para facilitar o acceso do clero á arca da reserva eucarística, estructura que era iluminada por velas ofrecidas pola veciñanza de cada casa da localidade, o escenógrafo e ilustrador Camilo Díaz Baliño propón crear a ilusión de profundidade e xoga a perspectivas pictóricas cun patrón de fermosos espazos ficticios dentro daquel conxunto mistico : así con marqueterías, paneis figurados, velos e telóns decorados, así con coroas e cruces votivas, de latón dourado a imitación das reais visigodas, pendentes en cada flanco, así con siluetas recortadas de figuras bíblicas vinculadas á xenealoxía de Xesucristo as unhas —vemos o profeta Moisés e o rei David— e a súa Paixón outras —vemos os evanxelistas Xoán e Lucas— etcétera.

_______________ EUCARISTÍA_______________

(Para D. Miguel de Unamuno)

En el pan y en el vino de la Cena

tu eternidad nos diste, Nazareno,

antes de despojarte de la humana

forma sobre la Cruz.

El Nazareno

por el amor se trasmudó en las ansias

de todo lo creado, y en la Idea

del Padre Creador, la Eucaristía

dice la eterna condición del Hijo.

¡Oh, misterio de amor, ciego en tu lumbre!

¡Oh, beata quietud de los sentidos!…

¡Ser y no ser! Amar la obra divina

anegado en la luz de una tiniebla;

vencer el tiempo y la razón que enlazan

la ciencia y la experiencia de los siglos;

ser amoroso centro, llama viva

de un sentimiento y de un deleite sumos.

Llegar a conocer por el camino

que se olvida. Tener el alma quieta.

Saber fuera del orden de las horas,

y sin el trasmudar de las ideas

que fluyen una a una, como el grano

de arena fluye en el reloj del Tiempo.

¡Enséñame, retiro de este monte,

a comulgar contemplativamente,

a ver la obra del Cristo en una llama

de amor, y a recibir la Eucaristía

igual que el pan y el vino de la Cena,

en la eterna sustancia de las cosas,

Carne y Sangre del Verbo!

RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN: ‘Eucaristia’

Lectura del libro del Éxodo 
Ex 12, 1-8. 11-14
Lectura del libro de Isaías 
Lectura del santo evangelio según san Juan
Jn 13, 21-33. 36-38
Lectura del santo evangelio según san Juan
Jn 12, 1-11

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies